Cosas que debes aprender de la comida japonesa para perder 25 kilos

Las personas que tienen exceso de peso, en la mayoría del caso suelen tener un mal hábito alimenticio. No quiere decir que sea el caso para todos, pero si es un factor común entre quienes padecen de la obesidad u otros problemas intestinales que requieran que se ingiera alimentos para las hemorroides. Asia en general, tiene la fama de que preparan sus comidas en su mayoría saludables. Es una creencia que se tiene en muchos lugares del mundo. Además, son un país que tiene a las personas que ven más tiempo gracias a su salud.

Así que, si quieres mejorar tu alimentación y además de eso andas de paso por Japón, lo mejor será que aprendas de los siguientes consejos para que alcances a perder 25 kilos.

Tradicional no siempre significa saludable

Hay muchas cosas deliciosas para comer allí. Los fideos, los platos de curry, la tempura y el delicioso okonomiyaki son saludables, si se comen una vez cada pocos días, pero si eres el tipo de persona que quiere comer esos platos en cada comida vas a tener muchos problemas. Aprender sobre cómo preferir las verduras, las proteínas y los carbohidratos (en ese orden) será equivalente a hacer que la comida japonesa sea saludable.

No comas como un sumo

Le preguntaron al famoso luchador de sumo Konishiki Yasokichi, cómo los luchadores de sumo se hicieron tan grandes, pensando que diría que se debía a comer mucha comida frita. Pero sorprendió que dijera que en su mayoría comen congee, un plato de arroz con sopa. La diferencia es que se levantan temprano, se entrenan durante seis horas con el estómago vacío, luego comen un par de grandes tazones de congee y se quedan dormidos. Congee puede ser bastante saludable, pero también debes saber que el control de las porciones es importante.

Comer tradicional ofrece estructura y límites

Japón se considera una de las naciones más sanas del mundo, el factor más importante es tener un menú fijo. Vivir un estilo de vida multicultural te permite comer lo peor de cada país, y dentro de eso, a menudo sopesar los alimentos negativos. Por ejemplo, analizar que un kebab no es tan malo como una pizza, por lo que comer un kebab en lugar de una pizza significa que será «más saludable». Conocer la equivalencia de un plato japonés a algún plato de comida a el que estás acostumbrado a ingerir, te ayudara muchísimo con el control de tus comidas. Los límites dependen de tu objetivo, pero los excesos no son buenos, a pesar de que establezcas limites, asegúrate de tener un día de recompensa a la semana para que te sientas motivado.

La práctica hace la perfección

Alimentarse bien no significa que lo hagas de la mejor forma posible al principio. Japón además de ser saludable, es un país con una cultura alimenticia muy diversa. Siempre vas a querer probar de todo porque en medio de sus gustos, pueden preparar comidas altamente deliciosas. Esto se debe a que su principal fuente de proteína animal es el cerdo, pero este alberga una gran cantidad de grasa que desbalancea la comida. Lo ideal, es que aprendas en estos casos a llevar el control de las calorías que estas consumiendo en cada porción de comida. La práctica te ayudará con el pasar del tiempo a hacer las cosas de forma automatizada.

Deja un comentario