Japón: sinónimo de cultura, meditación, tecnología y sushi

El mundo cuenta con gran variedad de culturas que nos resultan bastante interesantes desde todos los puntos de vista a punto de causar un hechizoamor con solo conocerles. Es posible que a los que vivimos en occidente nos llame mucho la atención las costumbres de los que viven en el continente asiático, pero eso no es de extrañar pues a ellos también les llamamos la atención.  En medio de todas las diversidades en Asia, la cultura japonesa es lo suficientemente resaltante como para hacer referencia a ello y esto es debido a sus costumbres y filosofía de vida. Además, Japón es un icono donde lo pongan, su resurgimiento ha sido apoteósico en medio de tantas vicisitudes.

En la actualidad Japón es reconocida por diversos sectores de la sociedad, que ven en ella la meca de sus objetivos y sueños. Su gastronomía se jacta de ser una de las mejores del mundo, una cultura donde prevalecen las formas y la belleza,  pero sobretodo el respeto a lo que nos rodean. Una muestra de ello es el hogar, una típica casa japonesa está conformada por costumbres muy tradicionales ya que la familia es sumamente importante, donde aún prevalece el machismo y la madre se encuentra dedicada al cuidado de la descendencia, mientras que el padre se encarga del aporte económico.  

Pero si de comida se trata, Japón es el mejor

Japón se ha abierto camino a nivel mundial incluso con sus originales sabores que encantan al paladar de otros rumbos.  Su comida sana, variada y deliciosa destaca en muchos lugares. No solo el sushi es su especialidad sino lo más comercial. El japonés promedio dedica su vida entera a trabajar y a abastecer a la familia por lo que tiempo para disfrutar y tomar ratos de esparcimiento no son muchos, aunque lugares no faltan.

Pero también se trata de un pueblo culto y que entrega su pensamiento y alma para cultivarse espiritualmente. Aunque no se encuentra claramente definida pues no creen en una religión en concreto, los japoneses se inclinan por el sintoísmo,  con la que incorporan diversas costumbres religiosas, al igual que celebran navidad, Halloween y otras costumbres tomadas del mundo.

Inicialmente los japoneses empleaban el animismo como medio místico para explicar situaciones que se alejaban de lo comprensible y se tomaban como fenómenos de la naturaleza, como la vida, la muerte, el día,  la noche, las enfermedades, los cultivos, entre otros. Era una creencia en lo natural, en los poderes de que lo que los rodeaba hacía la diferencia entres sus deidades y los humanos. Sus creencias estaban y siguen estando sostenidas por la meditación para la aceptación  del orden que impera.

Siendo una doctrina tan cercana al orden natural de las cosas, hemos de suponer que el empleo de ritos adicionales nos acerca a lo que en otros lugares conocemos como hechizos, que suelen ser el resultado de la confluencia de las energías espirituales con las emocionales. Finalmente y a modo de acotación, los pilares fundamentales de la cultura japonesa son la religión,  la ética y el idioma, excepto por un humor complicado que muestran en su cultura y que suele ser un tanto complicado de llevar por quienes no son japoneses.

Deja un comentario