La cultura japonesa continúa revolucionando con tecnología y aplicaciones del agua

Estamos ante una era revolucionaria, donde son más los países que buscan nuevas formas de utilizar algunos residuos o actividades contaminantes para reducir los daños que tienen en el planeta. Japón por ejemplo es una potencia, donde vemos automóviles impulsados por los subproductos resultantes del tratamiento de aguas residuales. También vemos como los desechos sólidos son transferidos de forma directa a las plantas de incineración desde los hogares por una tubería de succión. Son soluciones necesarias e innovadoras que permiten aprovechar lo que muchas veces pensabamos dañino.

También es un país donde se ha promocionado el consumo de agua osmotizada, reduciendo la cantidad de residuos que pueden contener las mismas a la hora de llegar a nuestro hogar y ser utilizada para actividades necesarias. Dentro de las empresas recomendadas por la calidad de los productos sin importar la ubicación de los consumidores destaca Star Holding Mataró, ofreciendo una variedad de productos que se adaptan a las necesidades de las diferentes personas. Los subproductos de las plantas de incineración de desechos sólidos se utilizan para generar calor e incluso energía, teniendo una utilización tan variada que permite crear ladrillos e incluso islas artificiales.

Todas las actividades de realizan en modernas instalaciones que cuentan con tecnología de última generación, especialmente en las áreas de tratamiento de aguas residuales, incineración y gestión integral de sólidos, desalinización, plantas recicladoras, etc., las cuales se encuentran vinculadas con otras empresas japonesas, incluso cuentan con apoyo del gobierno. Muchas organizaciones han visitado las instalaciones, pudiendo conocer un poco más de la cultura de la nación, que ha permitido el desarrollo tecnológico a lo largo del tiempo.

Se podría decir que los japoneses han demostrado altas capacidades de salir adelante e ingeniar nuevos procesos en medio de condiciones adversas, algo que muchos países no han conseguido. Al hablar de proyectos relacionados al tratamiento de agua se pueden mencionar algunos ejemplos más resaltantes, donde las autoridades invierten para tener una infraestructura de calidad, que haga frente a los problemas que se presentan especialmente relacionados al agua, el saneamiento de la misma y el medio ambiente. El proyecto de agua potable en la ciudad de Fukuoka, realizado en Fukuoka con 1,5 millones de habitantes se conoce como una ciudad con escasez de recursos hídricos.

Para 1978 la ciudad sufrió una sequía que provocó un racionamiento de agua por alrededor de 287 días y luego de la experiencia la ciudad ha invertido en la eficiencia de sus sistemas de agua, con el sistema remoto de monitoreo de las redes, para alcanzar los niveles de agua no contabilizada de 2,5% y bajo esta experiencia se construyó una planta de desalinización, asegurando la provisión de agua limpia para los habitantes en cualquier situación. Este país ha sabido enfrentar situaciones que se han vuelto comunes alrededor del mundo en la actualidad, especialmente las que están vinculadas al mal uso y manejo de los recursos hídricos, desechos sólidos y el medio ambiente.

Deja un comentario